Silueta México
Enviamos

A todo México

WhatsAPP
Contacto

5581897181

Logo Es-Natural
×

Comprar por Categoría

Acceso a

Mi Cuenta

¿Qué es?

El ajo en realidad es un bulbo de una planta perteneciente a la misma familia de las cebollas. Es más conocido como un condimento.

A través de los años se ha usado como medicina para la prevención de gran cantidad de enfermedades y condiciones. Las aplicaciones farmacéuticas del Ajo son amplísimas, y sus propiedades varían según esté cocido o crudo por la variación de sus compuestos al producirse un cambio de temperatura.

El ajo se utiliza para muchas condiciones relacionadas con el corazón y el sistema sanguíneo, tales como:

  • ✓ Presión Arterial Alta
  • ✓ Endurecimiento de Arterias (Arterioesclerosis)
  • ✓ Colesterol Alto
  • ✓ Ataque al corazón

Algunos de ellos apoyados en estudios científicos.

Su consumo habitual como condimento y especialmente cocido por su contenido de adenosina y ajoeno, reduce el bloqueo de las arterias, la presión arterial y el colesterol.

Algunas personas usan el ajo para la prevención del cáncer de colon, del cáncer del recto, del cáncer del estómago, del cáncer de mamas, del cáncer de la próstata y del cáncer de los pulmones. También se usa para el tratamiento del cáncer de próstata y del cáncer de la vejiga.

El ajo ha sido probado para el tratamiento del agrandamiento de la próstata (la hiperplasia benigna de la próstata (HBP)), la diabetes, la osteoartritis, la fiebre de heno (rinitis alérgica), la diarrea de viajero, la presión arterial alta en los últimos meses de embarazo (preeclampsia), los resfríos, y la influenza. También se usa para aumentar el sistema inmunológico, para prevenir las mordeduras de garrapatas y para el tratamiento de infecciones bacterianas y de hongos.

Otros usos incluyen el tratamiento de la fiebre, la tos, el dolor de cabeza, el dolor de estómago, la congestión de los senos nasales, el pie de atleta, la gota, el reumatismo, los hemorroides, el asma, la bronquitis, la falta de aliento, la presión arterial baja, el azúcar baja en la sangre, el azúcar alta en la sangre y las mordeduras de serpientes. También se usa para combatir el estrés y la fatiga y para mantener el funcionamiento normal del hígado.

Algunas personas aplican el ajo a la piel para el tratamiento de las infecciones de hongos, las verrugas y los callos. Hay algunas pruebas que apoyan el uso tópico del ajo para las infecciones de hongos como la tiña, el prurito del jockey y el pie de atleta; pero la eficacia del ajo para las verrugas y callos es todavía incierta.

El ajo es un condimento que se usa comúnmente en la comida pero ahora algunos científicos han sugerido que también podría tener un papel como un aditivo para prevenir la intoxicación por alimentos. Hay cierta evidencia que indica que solo el ajo fresco y no el ajo envejecido puede matar, en el laboratorio, ciertas bacterias como el E. coli, el Estafilococo áureos resistente a los antibióticos y la Salmonella enteriditis.

¿Qué tan efectivo es el Ajo?

– La presión arterial alta. Algunas investigaciones indican que el ajo puede reducir en un 7% a 8% la presión arterial en las personas que tienen la presión arterial alta. También parece bajar la presión arterial en las personas con presión arterial normal.

El “endurecimiento de las arterias” (arterioesclerosis). A medida que la gente envejece, las arterias tienden a perder la habilidad para estrecharse y la flexibilidad. El ajo parece reducir este efecto.

La prevención del cáncer del colon, cáncer del recto y cáncer del estómago. El comer ajo parece reducir el riesgo de desarrollar estos canceres.

– Las mordeduras de garrapatas. Los científicos han comparado el número de mordeduras de garrapatas entre las personas que toman dosis altas de ajo y las personas que no comen ajo. Altas dosis de ajo en la dieta, por un periodo de alrededor de 5 meses, parece disminuir el número de mordeduras de garrapatas.

La infección por hongos en la piel (incluyendo la tiña, el prurito del jockey y el pie de atleta). La tiña y el prurito del jockey responden a un tratamiento con gel de ajo que contiene 0.6% de ajoene (una sustancia química en el ajo) y se aplica a la piel. Para el pie de atleta se necesita un gel de ajo con una mayor concentración de ajoene (1%). De hecho, el gel con un 1% de ajoene parece ser tan eficaz para el pie de atleta como el medicamento Lamisil.

– La diabetes. El tomar ajo no parece tener ningún efecto en el azúcar en la sangre, ya sea en las personas con diabetes o en aquellas sin diabetes.

– El tratamiento de una infección producida por la bacteria llamada H. Pylori que puede causar úlceras. El uso del ajo por vía oral para la infección con H. pylori se veía promisorio debido a las pruebas de laboratorios que mostraban actividad contra el H. pylori. Sin embargo, cuando se usa dientes de ajo, polvo de ajo o aceite de ajo en los seres humanos, no parece tener algún efecto beneficioso para el tratamiento de las personas infectadas con el H. pylori.

– El colesterol elevado. Se ha hecho muchos estudios – algunos mejores que otros – para medir la eficacia del ajo para bajar el colesterol y otro tipo de grasas llamados triglicéridos. Los resultados han sido contradictorios. Pero, si se toman en cuenta solo los estudios de alta calidad, los investigadores han concluido que el ajo no baja en forma significativa los niveles de colesterol y los niveles de triglicéridos.

– El cáncer de mama. El tomar ajo no parece reducir el riesgo de cáncer de mama. – El cáncer del pulmón. El tomar ajo no parece reducir el riesgo de cáncer del pulmón. – El dolor de piernas al caminar debido a mala circulación de la sangre en las piernas (enfermedad arterial periférica o (EAP). El tomar ajo, por hasta 12 semanas, no parece ayudar alas personas con esta afección.

Insuficiente evidencia para hacer una determinación para…

La hiperplasia benigna de la próstata (HBP). Hay evidencia preliminar que indica que le tomar ajo por vía oral podría ayudar a mejorar el flujo de orina, a disminuir la frecuencia urinaria y otros síntomas asociados con HBP.

El resfrió común. Investigaciones preliminares sugieren que el ajo podría disminuir la frecuencia y el número de resfríos cuando se toma para la prevención. Los callos: Estudios preliminares sugieren que el aplicar algunos extractos de ajo a los callos en los pies dos veces al día produce una mejoría. Un extracto de ajo que se disuelve en las grasas produce un efecto después de solo 10 a 20 días de tratamiento, mientras que un extracto soluble en agua puede demorar hasta 2 meses antes de mostrar una mejoría. La presión arterial alta durante el embarazo (preeclampsia). Algunas pruebas clínicas preliminares sugieren que el tomar 800 mg/día de un extracto de ajo específico (Garlet) durante el tercer trimestre del embarazo no disminuye el riesgo de desarrollar preeclampsia en las mujeres con alto riesgo.

El cáncer de próstata. Los hombres en China que comen alrededor de un clavo de ajo al día parecen tener un 50% menos riesgo de desarrollar cáncer de próstata. No se sabe si este mismo beneficio tiene aplicación a los hombres de los países Occidentales. Las verrugas. Evidencia preliminar sugiere que el aplicar una vez al día un extracto de ajo soluble en grasas a las verrugas en las manos remueve las verrugas en 1 a 2 semanas. Un extracto de ajo soluble en agua también parece ayudar pero después de 30 a 40 días de tratamiento.

Trastorno de sangrado: El ajo, especialmente el ajo fresco, podría aumentar el sangrado.

Tiene problemas estomacales o digestivos: El ajo puede producir irritación del tracto gastrointestinal (GI). Si tiene problemas estomacales o digestivos Utilícelo con precaución.

Cirugía: El ajo podría prolongar el sangrado. Deje de tomar ajo por lo menos 2 semanas antes de un procedimiento quirúrgico.

¿Qué dosis de ajo se utiliza?

POR VÍA ORAL:
Para la presión arterial alta: Se toma 600-1200 mg de extracto de ajo tres veces al día. Se ha estudiado para este uso el polvo de ajo estandarizado para que contenga 1.3% de aliina. Se ha usado entre 600 mg a 7.2 gramos por día de extracto de ajo añejo. Típicamente, el ajo añejo contiene solamente 0.03% de aliina. También se ha usado 4 gramos de ajo fresco (aproximadamente un diente) una vez al día. Típicamente, el ajo fresco contiene 1% de aliina.

Para prevenir el cáncer del colon, del recto y del estómago: Se usa 3.5 a 29 gramos a la semana de ajo fresco o cocido.

USO TÓPICO:
Para infecciones de hongos a la piel como por ejemplo infecciones de tiña se usa ajoene, un ingrediente del ajo, en una crema de 0.4%, un gel de 0.6% o de 1% y se aplica 2 veces al día por una semana.

Algunos productos con Ajo;

Temas de interés

Cómo cuidar nuestros órganos con plantas y suplementos

Cuidar nuestros órganos con plantas La salud de los órganos o sistemas que se encargan de la "limpieza" del cuerpo en una prioridad que debemos...

Noni: Propiedades para bajar de peso

El Noni es una fruta tropical del sudeste asiático que tiene un sabor parecido al de la guanábana (también conocida como graviola), y aunque su olor es poco agradable tiene grandes beneficios para el organismo.

Cardo Mariano – Silybum marianum | Propiedades y Beneficios

El Cardo Mariano (Silybum marianum), además de ser una planta llamativa por la forma y color de su flor que parece un capullo, es ampliamente utilizada por su gran cantidad de propiedades.

El impacto de las bacterias en la salud mental

Descubre el asombroso impacto de las bacterias en la salud mental. Explora cómo influyen en el ánimo y combaten trastornos como la depresión. Un fascinante mundo de microorganismos con poderosos beneficios.

[ssa_divi_booking_module appointment_type=”asesoria-naturista-nr” disabled_on=”on|on|on” _builder_version=”4.21.0″ _module_preset=”default” disabled=”on” global_colors_info=”{}”][/ssa_divi_booking_module]
Boletín

Suscríbete a Nuestro Boletín

Únete a nuestro boletín para recibir promociones, nuevos lanzamientos e información de interés.

¡Tu suscripción se ha registrado! Revisa tu bandeja de entrada o la carpeta de spam para confirmar tu suscripción.